EMOS: detección y exterminio

 

Y, de nuevo, el suicidio creativo. Todo un año sin LADRIDOS para acabar sacando a última hora este panfletoide en el que pusimos a parir al colectivo EMO. Entiéndanos el neófito y el airado lector: no es que ODIEMOS realmente a TODOS los emos. Sólo a algunos, el resto simplemente no nos agradan. Sirvan estas frases como introducción apropiada para el contenido que se disponen a leer.

En dos caras de folio tenemos suficiente para escupir unas cuantas sandeces sobre tan peculiar grupo urbano y un par de consejos sobre cómo "interactuar" con ellos. Los trucos para descubrir su paradero, los signos que les identifican, sus puntos débiles y las cinco claves que todo cazador todo aquel que quiera interactuar con EMOS debería conocer. Una verdadera chorrada de minifanzine, del que no hicimos demasiadas copias para no defraudar a nadie. Las camisetas de ODIO A LOS EMOS, eso sí, volaban de nuestras manos.

  • Noviembre 2007
  • Panfleto desplegable A-4
  • 150 copias