LADRIDO #6

 
 

Pasado un mes desde el número anterior llegaba el LADRIDO #6, dedicado por completo a los pollos. Sí, sí, a los pollos. Quitad esas caras de extrañeza y repulsión. Los pollos son nuestros amigos. Con portada de un fantástico Fdez, fue quizá el primer número en el que todas las tiras se ceñían al tema central. Todas, salvo una (La tira de los 5 minutos antes de entrar en imprenta) que se convertiría en sección cotidiana del LADRIDO, como lo eran ya otras (Silly Penguins, o Terrans y Tono).

Eso nos hizo tomar conciencia de Algo: que hubiera secciones habituales significaba que existía una Periodicidad. AY, MADRE, DÓNDE NOS HEMOS METIDO.

Decididamente, el hecho de que sólo hubiera doce páginas ayudó a que todas se centraran en el tema principal. Eso, y que la gente que dibujó eran los autores realmente entregados a la causa ladridística en aquel entonces. Nuestras jornadas de manga Otakuart volvían a contar con un LADRIDO en su segunda edición, grapado apenas doce horas antes del evento (algunos ejemplares se quedaron sin ella y fueron repartidos igualmente sin contemplaciones).

Doce páginas. El comienzo del fin.

  • Abril 2006
  • 12 páginas
  • 300 copias