KATZ Volume 1

Katz no es el primer intento de Studio Kat de hacer un fanzine colectivo. En cosssas anteriores, como Dracoon Génesis, ya intentábamos formar un equipo de trabajo (en ese caso, con Pedro al guión e Irene con el resto). Pero KATZ era un proyecto mucho, mucho mayor, con más gente involucrada ajena al estudio. Fue el primer fanzine con colaboradores externos (Efedito, Ramón Salas o Fdez, entre otros) y, quizá lo más importante, por imprenta, publicado dentro del colectivo fanzinero Epicentro, y con tirada grande: 500 ejemplares, agotados a día de hoy, que pulularon por salones y jornadas durante cerca de dos años.

La portada de Kill Bill arrasó en el Salò del Manga de 2004, y el pequeño éxito que nos otorgó nos condujo a seguir con el trabajo duro. Desde entonces, KATZ sería nuestro fanzine abanderado.

Aún así, no es el fanzine del que estemos más satisfechos. En palabras de Pedro, "pura basura". Vaya, quizá demasiado extremista. Pero este KATZ no dejó de ser un "corta-pega" de distintas historias sin demasiada conexión entre ellas, y salvo la parodia de Kill Bill y algunas tiras, el fanzine pasó sin demasiada pena ni gloria. De hecho, el proyecto nos pilló demasiado grande: tres días antes de entregar en imprenta, nos enteramos que faltaban diez páginas para alcanzar el número exigido por la imprenta. Sin embargo, la experiencia de vender el fanzine en el Saló del Manga por primera vez, y de dibujar y maquetar un fanzine de estas características por primera vez valió mucho la pena. De nuestros errores saldría un fanzine que SÍ daría más que hablar: Katz Fantasy X-2.

Redefiniendo KATZ Volume 1, sería una especie de,,, Génesis del espíritu KATZ. Nos faltaban cosas por pulir, pero la cosa estaba ahí como que tal.