Studio Kôsen al desnudo

Parent Category: Noticias
Published on Tuesday, 30 November 1999 00:00
Hits: 1139

A pesar de los esfuerzos del nuevo Firefox por fastidiarme el trabajo, ¡hoy inauguramos sección! Y no me refiero solo a la actualización del apartado de Colaboraciones, donde hemos ampliado las formas de hacer wi wo con nosotros. Durante tres años de práctica periodística, grabadora en mano y bolígrafo entre los dientes, he tenido la oportunidad de conversar con fanzineros, autores, editores y críticos. Capeando el temporal. Y espero poder seguir teniéndola en el futuro, incluso después de escribir estas líneas. Hasta ahora, algunos de mis artículos eran aprovechados como trabajos de clase, otros eran publicados en FanzineDigital, y una selección me servía como risoterapia privada. Hasta ahora, he tratado el medio-cómic desde una perspectiva global, normalizadora, de manual, para que cualquier noob pudiera entender todo sin necesidad de saber nada de tebeos. En otras palabras: periodismo para dummies. Como la mayoría del periodismo de prestigio actual, para qué negarlo. En fin, como decía, todo esto sucedíahasta ahora.

Pero esto es StudioKat Network, y aquí no existen tijeras de censura. Se las come el Monstruo de las Tijeras, que tiene un estómago forrado de titanio, lo menos.

Así que arrancamos esta nueva categoría de Entrevistas con una ídem a Studio Kosen que no llegó a publicarse en ningún medio, ¡y no fue por mi culpa! La recuerdo divertida, espontánea y carente de desnudos integrales.  Podéis leer la entrevista íntegra pinchando en leer más. Y os recomiendo que lo hagáis, porque aquí ya no queda nada que leer por hoy. ¡Wowowiwo!

 

Cuatro días dando vueltas y atendiendo a los fans, y todavía tienen fuerzas para sonreir. ¡Eso es arte!

Studio Kôsen son dos autoras madrileñas, Aurora García y Diana Fernandez, que dibujan juntas desde 1998, aunque ya habían colaborado antes en otros fanzines por separado. Publican en el extranjero de manera profesional desde hace pocos años, y en 2007 la editorial Ivrea lanzó en España dos tomos que recopilan su obra publicada en Estados Unidos por Yaoi Press: Saihoshi el Guardian y Stallion, de temática yaoi (homosexual). En el marco del pasado Saló del Manga pudimos reunirnos con estas autoras tan prolíficas, que también han trabajado en medios publicitarios, animación y en la creación de merchandising.

Las dos llevan una agenda apretada estos días, y se les nota en la cara, aunque todavía conservan la sonrisa. Comienzo a hablar con Diana, mientras Aurora ha ido a pedir una dedicatoria a Range Murata, autor japonés invitado al Saló que está concediendo entrevistas en una mesa contigua a la nuestra. Son autoras hechas y derechas, pero no han perdido la ilusión, su lado aficionado al cómic. Previamente yo ya me hice con una firmita de Murata, así que sin más distracción por mi parte, y rodeados de gente que, pienso, deben ser auténticos profesionales del medio (al menos visten con traje chaqueta, y solo con eso ya me llevan más puntos de ventaja sobre mi triste camisa), arrancamos la conversación después de una presentación fugaz: soy un fanzinero venido a menos y quiero mendigaros un par de preguntas.

Kat: ¿Qué fue lo primero que dibujásteis?

Diana: Lo primero que hice de manera más o menos "buena" fue para un fanzine sobre los Caballeros del Zodíaco, que se distribuía por Madrid, creo que en 1994. No sé si luego se distribuyó a tiendas de otros sitios, me parece que sí. Aurora y yo nos conocimos a través de otro fanzine sobre Sailor Moon en 1997, en el que las dos colaboramos, y a partir de ahí comenzamos a dibujar juntas.

K: Y entrásteis en otras revistas.

Diana: Sí, lo siguiente que recuerdo fue publicar en la revista Dokan (revista de información sobre manga y anime, que dejó de editarse en 2005), desde 1998 hasta su cierre, y también publicamos en otras revistas hasta que cerraron,,,

Aurora (que acaba de regresar a la mesa, autógrafo en mano, y toma asiento): Lo recuerdo, parecía una maldición: revista en la que entrábamos, revista que cerraba (risas). Estuvimos también en Shirase, publicando Lettera.

Diana: Todas eran de la editorial Ares Multimedia, y cerraban día sí, día no. En fin. Luego, ya planificada como una historia larga, Amaníaco publicó la serie Garou-chan entre 1998 y 1999. Sacábamos un número por cada Salón de Barcelona, el del Cómic y el del Manga. Llegamos,,, ¿a los cuatro números? Eso es.

 

K: ¿Cómo conseguísteis publicar en el extranjero?

Aurora: A través de Internet. Nosotras tenemos cuentas en Deviantart, pero además de las páginas personales de cada autor, donde se cuelgan los dibujos, la gente parece olvidar que allí también existen foros.

Diana: Por ahí aparecen de vez en cuando ofertas de trabajo. En nuestro caso, encontramos una de la editorial Yaoi Press en EE.UU, contactamos con ellos, y publicamos dos historias cortas para empezar, Saihoshi el Guardían y Stallion.

Aurora: Además, también hemos ilustrado libros de la colección Manga Mania de Cristopher Hart.

Diana: Este buen hombre debió encontrar nuestra página web un día, y contactó con nosotros. Por ahora ya llevamos tres libros ilustrados. Hay cosas que surgen así (risas). La verdad es que no se como se le ocurrió pensar en nosotras.

K: ¿Tenéis planeado seguir con el tema yaoi, o queréis cambiar en el futuro?

Diana: Cambiar, cambiar. Si solo haces yaoi, te estás limitando a un público muy concreto, como pueden ser las chicas a las que les guste este género,,, que no son todas. Ya estamos un poco cansadas de este tema, y es hora de probar otras cosas.

Aurora: Además, ahora todo el mundo se dedica a dibujar yaoi, y cuando todos hacen lo mismo deja de ser interesante.

Diana: Aurora tiene planeado hacer una historia, Daemonium, que sigue un poco la idea de unas tiras que publicábamos en la revista Dokan.

Aurora: Pero con otro estilo. Nos gusta la saga de juegos Silent Hill, y queremos hacer algo de ese rollo. Ahora estamos trabajando en ello para Tokyo Pop, en Estados Unidos.

K: ¿Y en España, nada?

Diana: No pueden permitírselo. Las editoriales españolas no pueden permitirse pagar a un autor. Ahora mismo nosotras podemos vivir de dibujar, pero aquí las editoriales no pueden firmar contratos de ese mismo estilo. Yo aspiro, por ejemplo, a publicar series largas, con varios tomos, pero ninguna empresa te puede ofrecer nada así con garantías, o con un buen sueldo que te permita vivir de ello.

K: Creo que tan solo las ediciones de El Jueves pueden mantener ese nivel.

Aurora: Claro, pero es otro estilo de publicación. Recopilan las páginas semanales, y las editan en álbumes. No es la misma idea de edición, de trabajo. Medea no puede pagar un sueldo que sustente a un autor, por ejemplo.

K: ¿Habéis estudiado Bellas Artes, algo de ilustración...?

Diana: Para nada, soy autodidacta. Yo creo que la práctica es lo que te da destreza para dibujar. Conozco gente que ha estudiado Bellas Artes, y no podría dibujar un cómic. La teoría es importante, la técnica, pero hay que conseguir experiencia. Además, con el estilo manga, todas las proporciones se deforman... no es lo mismo. Lo importante para hacer cómic es narrar bien.

K: Entonces, el guión es lo esencial.

Diana: El guión es importante, sí, pero debe haber un equilibrio entre el dibujo y la historia. Si el dibujo no acompaña al guión, es un lastre para el cómic. Y viceversa. Hay ejemplos en todas partes.

 


K: ¿Creéis que hacer fanzines es un buen comienzo para un autor novel?

Diana: Claro que sí. Si empiezas participando en fanzines, descubres lo que es tener una responsabilidad. Te comprometes con otras personas. No solo estás dibujando: tienes unas fechas de entrega, unos criterios. Es un compromiso. Si te gusta la experiencia, siempre puedes repetir, acercarte a una editorial, mostrar tu trabajo. Ahora mismo hay editoriales, como Iceland o Medea, que pillan a gente que acaba de comenzar a publicar, y se enfrentan al reto de dibujar noventa páginas de un cómic cuando antes no habían hecho nada similar. Y no pueden, se les nota. Hacer fanzines es una forma estupenda de comenzar a publicar, de ver si te gusta lo que haces o no.

P: ¡Esto es todo! Muchas gracias a las dos por vuestro tiempo.

Aurora: De nada. A seguir publicando fanzines, que es lo que toca. (risas)

Aurora y Diana sacan su agenda, a la que llevan dando vueltas durante toda la entrevista, y repasan todas las actividades pendientes que les quedan por sufrir. Estamos a mediodía, y todavía tienen una larga sesión de firmas por delante, una participación en directo en la radio y mucho que andar.

Dos días más tarde tuvimos la grata sorpresa de encontrarlas de visita en nuestro stand. Les regalamos un par de fanzines nuestros a cambio de un dibujín y una fotografía para decorar estas líneas. Que majas son, madre mía. ¡Aprended, autores! Por cierto, el 8 de julio sale a la venta en el extranjero el primer volumen de Daemonium. ¡No paran, no paran! Que sigan teniendo el mismo éxito que hasta ahora, que se lo han ganado a pulsamen.