Entrevistas

De charreta con Enkaru

¡Retomamos las entrevistas! En nuestros viajes por la península siempre encontramos un momento para conversar con autores, libreros, importadores, editores y demás gente de buena fe que puebla los salones del cómic y el manga en España. En el último Salón del Manga de Alicante (el #Salonmal que fue muy bien, como recordaréis) tuvimos la oportunidad de sentarnos a tomar un cafelín con Enkaru (Orihuela-Alicante, 1981), autora de Trisquel, editada por Nowevolution en 2010 y con una segunda parte a puntito de lanzarse. Enkaru, además de ser una chica majísima, está de toma-pan-y-moja. Lo mejor es lo que lo sabe. Si tuviéramos que encarnar Otakuart es una mujer, joder, sería ella.

Kat: Grabadora activated. Yo creo que se oirá aunque haya follón (de fondo suena el karaoke)

Enkaru: ¿Se me oye?

Kat: Vamos allá. ¿Cómo comenzaste en este mundo?

Enkaru: Pues...

Kat: No, es broma, esa pregunta es una mierda. ¿Cómo afrontaste el trabajo cuando te contrataron en una editorial? ¿En qué te cambia?

Enkaru: Te cambia a la hora de plantearte hacer cualquier cosa. Yo creo que al principio trabajaba un poco mal, sin tenerlo todo tan preparado. Hacía lo que me gustaba y ya está.

Kat: ¡Pero ahora también haces lo que te gusta!

Enkaru: Me refiero a que le das un enfoque más profesional. Te fijas más en como hacer las páginas, en que todo quede mejor,,,

Kat: ,,,metes más tetas por viñeta,,,

Enkaru: ,,,porque sabes que vende (risas).

Kat: Antes por vicio y ahora por trabajo.

Enkaru: (risas) Sí que te fijas en el aspecto comercial. Lo que a ti te gusta, y lo que le puede gustar al lector.

 

 

Kat: ¿Se te orienta mucho desde la editorial sobre qué línea se busca o se te deja más libertad?

Enkaru: No. Por lo menos Nowevolution te deja total libertad a la hora del guión. Sí que me han pedido retoques en el dibujo, pero la verdad es que poca cosa.

Kat: ¿Cómo empezaste a trabajar con ellos?

Enkaru: Me enteré a través de internet de que buscaban dibujantes españoles y les mandé el proyecto de Trisquel. Ya lo tenía empezado, aunque todavía no muy bien definido. Lo mandé pensando que no les iba a interesar, y me llevé la sorpresa. Pensé: ¡yuju, fiesta, tengo que pensar en como acabar el tomo! Porque tenía pensada la historia a la larga, pero no como tenía que terminar la primera aventura. Lo bueno del género de humor es que deja un poco más de lugar a la imaginación, y pude intercalar gags hasta un final que me gustó.

Kat: Ya ha pasado un tiempo desde que publicaste el primer volumen de Trisquel. El segundo debe estar al caer, ¿no?

Enkaru: El segundo tomo ya está acabado y estoy a la espera de que la editorial le ponga fecha.

Kat: Y una vez terminado, ¿qué es lo siguiente?

Enkaru: Quiero darle caña al cómic extranjero, y hacer muchas pruebas para llegar a publicar allí. También espero que la editorial me proponga hacer un tercer volumen.

Kat: ¡Trisquel sigue!

Enkaru: Hombre, son aventuras independientes.

Kat: Ah, ¿es otra historia?

Enkaru: Sí, bueno, son los mismos protagonistas pero con otra trama, aunque hay un hilo argumental que sí que se sigue. Pero en cada tomo hay una aventura que termina.

 

 

Kat: Tengo una duda sobre un personaje del primer tomo. Una chica, algo rellenita, que parece un hombre.

Enkaru: (risas)

Kat: ¿Por qué ese dolor? ¿Era de importancia vital para el trascurso de la historia?

Enkaru: ¡Sí, no, pero molaba! (risas) Me encantan los personajes horrendos y esa era horrenda. Llegan a una isla llena de mujeres y la única que se enamora de Heian es la mostrenco. Me gusta ponérselo difícil. Y así salen más tetas.

Kat: Te gusta putear al protagonista.

Enkaru: Claro.

Kat: ¿Y de dónde viene esa vena sádica?

Enkaru: Es que me maltrataban de pequeña (risas), y me vengo a través de mis personajes. En parte son como mis hijos, y les puteo. Si algún día tengo hijos naturales creo que también les putearé.

Kat: ¿Ves venir esa fecha y por eso les puteas más en el segundo tomo?

Enkaru: Ueeeeh, ueeeeeh (sonidos guturales).

Kat: Esto lo he de poner en la entrevista como sonidos guturales.

Enkaru: Realmente lo han sido (risas). Es mi voz de verdad (sonidos guturales de nuevo).

Kat: (risas) ¿Consideras trabajar para otras editoriales dentro del mercado español?

Enkaru: Me gustaría probar, también. Sobretodo por el hecho de hacer guión propio. Pero lo que da de comer de verdad es trabajar en el extranjero. Dibujar con el guión de otra persona. Es otra experiencia, dibujar cosas que se salen de tus preferencias. Muchas veces te acostumbras a un género y te estancas. No me gustaría que me pasara eso. Lo bueno de trabajar para fuera es que entregando pocas páginas ya te ofrecen un buen sueldo, porque van pagando antes de que termines todo el tomo.

Kat: ¿Cuántas páginas te piden en Nowevolution por cada Trisquel?

Enkaru: Ahora mismo unas 120 páginas.

Kat: En los fanzines te piden menos (risas).

Enkaru: Sí, aunque no he colaborado en muchos. En el último SupeinGo!, y haciendo ilustraciones para los de Studio Wargh.

 

 

Kat: ¿Y llevas bien ese volumen de trabajo?

Enkaru: Sí. No hay un número fijo de páginas que entregar, y para mí es mejor, porque me pasa lo mismo que a muchos dibujantes: que los personajes tienen vida propia y se me escapan de las manos, los conoces tanto que actúan solos. Tengo pensado que vayan a algún lugar, y de pronto se te pelean. ¡Mecagonla****, que no teníais que pelearos! Y se te va cada uno por un lado, y la cosa se alarga. Lo divertido es tener que reconducirlos hacia dónde querías que fueran en primer lugar.

Kat: Realmente no creas nada, solo cuentas lo que ellos van haciendo.

Enkaru: Claro (risas). Ahora estaréis pensando: ¿la loca del capullo esta que me está contando?

Kat: Ahí se te ha notado el deje murciano, que lo sepas. (risas) ¿Para cuándo un personaje con acento murciano en Trisquel?

Enkaru: Algún día meteré algún murcianico por ahí. De una puta y un gitano,,,

Kat: Mejor lo dejamos aquí, ¿eh? (risas)

Una entrevista a nosotros mismos. Cuánta gandulería.

Ayer no hubo reseña de fanzines, como llevamos haciendo desde hace unas semanas, ¡pero es que Zulai está de viaje, en Londres, la muy perraca! Disfrutando de los fish&chips, visitando museos, practicando inglés por la fuerza e intentando robar uno de esos gorros de policía tan graciosos. Así que de reseña, nada. Pero justo esta semana han subido a Youtube una entrevista (grabada con medios precarios, todo sea dicho) que nos hicieron a nosotros para McRadio (creo), en la que hablamos del Salón del Manga de Valencia, Otakuart, los orígenes de Studio Kat, en qué estamos trabajando y bla-bla-bla. Ya es de hace un tiempo (noviembre de 2011), pero las cosas no han cambiado. Nuestros habituales no encontrarán grandes novedades, pero es un buen resumen de qué hacemos, de donde venimos y cuándo moriremos. Así que aquí va.


Eso sí, lo de la actualización gorda en Diciembre de la que hablamos,,, me da que no. Niet, niet. No ha sido así. Pronto. Pero vais a flipar. ¡Palabra!

Jordi Bayarri, comiquero, webcomiquero, el hombre para todo

Retomamos las entrevistas (siempre toca retomarlas, porque la regularidad en esta sección es una utopía) con Jordi Bayarri, autorzaco, demasiado joven para ser de la Vieja Escuela, pero demasiado metido en esto como para ser de la nueva generación. No ganaría el Premio a Autor Revelación de Ficomic, si siguiera existiendo, claro. Jordi es un dibujante salido de los 7 Monos. En todos los sentidos: es un dibujante que crea historietas salidas de tono, y también uno de los profesionales del cómic que vieron el inicio de sus carreras en el colectivo de autores 7 Monos. La wikipedia dice de él que se licenció en Bellas Artes, que publicó un buen número de tebeos de diversos géneros de aventura: Entre tinieblas, ambientado en un mundo plagado de criaturas sobrenaturales; Piel de Dragón, de fantasía heroica; Titán del pasado, de escenario futurista; Alien College, que trata sobre colegialas con ropa ajustada luchando contra extraterrestres malvados... y que quizá su obra más popular siga siendo Magia & Acero, que publica desde 1998, de corte erótico-festivo y ambientación fantástico-medieval, que se ha convertido con los años en una de las colecciones españolas más populares y con una sorprendente continuidad.

Pero a ver qué dice él. Por algo es una entrevista. Le pillamos por banda durante el Salón del Cómic de Zaragoza, en uno de esos impasses en los que no ocurre nada y sales del stand a ver qué hay por ahí. Lo que había éramos nosotros y una grabadora.

 

 

Kat: Jordi Bayarri. Autor de cómics, lleva muchos años y aquí sigue, no ha muerto aún. Eso es importante, siendo autor de cómics, ¿no?

Jordi: Sí, lo importante es no morir. Es difícil, pero se puede conseguir.

Kat: Has sobrevivido al apocalipsis.

Jordi: Sí, sí. Yo aguanto, que es lo que importa. Al pie del cañón.

Kat: Orígenes. 7 Monos. Hace ya,,, ¿cuántos años?

Jordi: ¡Ja! Pues hace lo menos,,, once años, fácilmente.

Kat: ¿Seguís manteniendo el contacto?

Jordi: Sí, claro. De hecho el miércoles que viene hacemos una cena (nota: la entrevista tuvo lugar antes de Navidad). Celebramos algo así como el aniversario, porque los Monos nacieron en una cena de estas, en el chino al que vamos siempre. Lo llamamos el Día del Mono.

 

 

Kat: Es de envidiar, porque todos los Monos habéis acabado dedicándoos a esto. Algunos más que otros dentro de lo que es el mundillo del cómic, pero en general todos habéis terminado trabajando en la profesión gráfica. ¿Sigue sucediéndoles esto a los chavales de hoy?

Jordi: Hombre, no se. Te lo tendría que preguntar a ti.

Kat: Entonces es que no. Reformulo la pregunta: ¿vale la pena empezar como vosotros lo hicísteis?

Jordi: Yo creo que sí. Vale la pena empezar. Lo que cuesta es encauzar el arranque hacia lo que tú quieres, porque la vida te lleva por muchos sitios.

Kat: Lo curioso es como comenzásteis, tantos autores de estilos distintos. Unidos en fanzines temáticos, pero siendo cada uno de su padre y de su madre. Ni siquiera en vuestras carreras profesionales habéis convergido en los mismos géneros, cada uno le da a una cosa. Humor, suspense, aventuras. ¿Cómo logras unir a gente tan dispar?

Jordi: Precisamente la gracia estaba en que siendo tan distintos no nos pisábamos unos a otros el terreno, que siempre puede crear un poco de enemistad o mal rollo.

Kat: ¿Así que os llevábais bien porque no había nada con lo que llevarse mal?

Jordi: Exactamente, exactamente. Además, nosotros veníamos de hacer muchos fanzines colectivos en el instituto y estas cosas. La experiencia nos decía que si juntabas a seis u ocho autores en un mismo fanzine con historietas totalmente distintas no había forma de venderlo. De ahí los fanzines temáticos. Y lo más lógico es que cada uno hiciera su camino pero con el apoyo y el respaldo de los demás.

 

 

Kat: Vamos a olvidarnos por un rato del papel y pasamos al digital. Hoy para que un autor comience, ¿qué es mejor? ¿Fanzines, webcomics?

Jordi: Yo creo que las dos cosas son compatibles, y de hecho los chavales que están comenzando con sus webcomics pueden publicar sus historias en Internet y luego recopilarlas en papel y venderlas como se ha hecho toda la vida. La gran ventaja del webcomic es la inmediatez. Que tú haces algo, lo cuelgas y sabes que hay gente al otro lado con una respuesta. Buena o mala, pero con una respuesta.

Kat: Y tú ya cambias, modificas, según esa respuesta. O sigues.

Jordi: O sigues. Pero al menos ya sabes que hay alguien ahí.


Si te dedicas a hacer fanzines tradicionales puedes pasarte meses hasta que no estén terminados. O años. Y ahí no ves ninguna respuesta. Hasta que lo terminas no sabes qué pasa.

Kat: El tuyo es un caso curioso. Alien College nació como fanzine, y ha acabado siendo un webcomic, en sentido inverso a lo que ocurre hoy en día.

Jordi: Sí, sí. Pero yo creo que al final lo acabaré sacando en papel. Pero como te decía, el objetivo es ir sacándolo día a día.

Kat: Creo que eres el único autor en España que ha hecho esto hasta el momento. Una serie que existe en papel y que sigue en Internet. Quizá Iván Sarnago, con Green Onions y otros trabajos, sí que ha tenido luego una continuidad en la red. Pero en este caso es que el webcómic sigue exactamente la serie por dónde se quedó en papel.

Jordi: Lo he hecho más que nada porque la continuación iba a ser muy larga. MUY larga. Y sentarme a dibujarlo todo, esperando a tener doscientas páginas para publicarlo,,, No podía hacer eso con todo el trabajo que tengo. Necesitaba la obligación de ir publicando.

Kat: Los webcómics te obligan a eso, a tener la obligación de responder al público.

Jordi: Sí, te obligan a a trabajar.

Kat: ¿Cuántas páginas dibujas al mes?

Jordi: A ver que haga cuentas.

 

 

Kat: Llevas a la vez Enchantae, Alien College y tus trabajos en papel.

Jordi: No sabría decirte porque depende del mes, pero estaré haciendo unas ocho páginas del Alien College, más unas doce de Enchantae, más otras páginas para webcomics americanos de encargo, que quizá sean unas seis o siete al mes. Más lo que hago en papel, que ya depende del momento.

Kat: Solo en contenido digital ya toca a página por día, prácticamente.

Jordi: Hago más de una página al día, sobre todo porque en lo digital trabajo en un formato más pequeño. Pero claro, es mi trabajo a tiempo completo. No es que me vaya a la oficina y haga páginas cuando llego a casa.

 

Cuidado. Bayarri te vigila.

Kat: Y además viajas por eventos. Sigues estando ahí. Cuando toca montar stand, cuando toca vender. De mayores queremos ser tú.

Jordi: Sí, yo también quiero ser mayor algún día.

Kat: Gracias Jordi.

Jordi: ¡Me vuelvo a mi stand!

A seguir currando.

DNM al desnudo

Uno de nuestros propósitos de año nuevo es subir contenidos diarios a la web, y teníamos ganas de retomar las entrevistas, sobretodo enfocadas al tema del fanzinerismo, la autoedición y el cachondeo. Comenzamos 2012 con Diego Núñez Mezquita, más conocido por las siglas DNM, un estudiante de Periodismo zamorano con el dudoso honor de ser cofundador y guionista del fanzine Andergraün junto a Jesús Bartolomé. Con ese título (cuatro números hasta el momento) conquistaron el premio a Mejor Fanzine en Expocómic 2010. Recientemente se lanzaron al ruedo de las parodias con Juego de Tronados, en el que además de DNM y Jesús trabaja un equipo muy completo de dibujantes: XSer (Sivil Guar), Pablo Vicente Damas, Ovidio Miguel Maestro y Juan Álvarez. Diego tiene el placer de ser uno de los fanzineros con más volúmenes vendidos, con tres tiradas agotadas de mil ejemplares en dos años. Muy pocos pueden decir esto, así que mejor hacer caso a lo que nos quiera contar.


 

Kat: Pillamos a Diego tomando un café con leche en un local de Zaragoza. En realidad no lo pillamos, porque ha estado comiendo con nosotros. Diego, Juego de Tronados, ¿por qué?

DNM: ¿Tengo que dar esta charla ahora? Queríamos hacer una maravillosa parodia de la serie de Juego de Tronos, para que la gente la conociera y pudiera disfrutar de nuestro maravilloso humor y todas esas cosas.

Kat: Y ahora la verdad.

DNM: Joder, porque suponía un empujón económico a la línea editorial que veníamos marcando hasta el momento. Era una variación, una novedad pero que a la vez nos abría otros caminos, otras formas de sostener la autofinanciación y nos podría ayudar.

 

 

Kat: Un premio, ¿es suficiente?

DNM: No. Cuando tenga diez pues probablemente tampoco, pero uno no. Ni de coña. Es decir, estoy intentando sobornar ya al jurado de Barcelona para este año, por lo menos para que nos nominen, que nos pagan viaje y alojamiento, aunque lo han reducido mucho, a un 25% de lo que pagaban antes, pero bueno, yo me alegro igual.

Kat: ¿La clave del éxito (moderado)?

DNM: Hacer cosas que querrías leer tú, hacer buenos cómics. Lo que te guste hazlo, pero hazlo bien, como te guste a ti. No lo hagas a medias. Y muévete todo lo que puedas, se muy social aunque seas antisocial como yo. Se muy majo, mete la cabeza en todas partes, conoce a todo el mundo, entérate de todo, infórmate de todo y SIEMPRE ten el fanzine delante para enseñarlo, regalarlo, para lo que sea. Que se entere todo el mundo de que existe y lo lea todo el mundo.

Kat: Hablando de eso y conociendo a tanta gente. Normalmente el caso es el opuesto, ¿cómo has convencido a la gente de que sean tus putas y no al revés?

DNM: Ah, ¿que no soy la puta de nadie? Me acabas de romper la ilusión. No convences a nadie para que sea tu puta, encuentras gente con intereses comunes con los que quieres trabajar y terminas haciéndolo, buscas los puntos en los que os podéis ayudar mutuamente y ya está. Yo necesito un dibujante para que mis guiones se hagan realidad, y ¿qué le puedo ofrecer yo? Yo tengo un fanzine y decido que se publica dentro, así que a cambio de trabajar con mi guión su trabajo también se va a ver difundido porque me preocupo de que todo lo que hago sea conocido. Va con esa pequeña garantía: ofreces algo a la vez que recibes algo. No siempre lo das pero ofrecerlo lo ofreces que es gratis.

 

Kat: Y ya para cerrar, Andergraün #5. ¿Qué?

DNM: Por el culo te la hinco. Fin.

Kat: Gracias Diego. Eres una persona encantadora.

DNM: Esto a la web tal cual. No cortes nada. Luego no la editéis, que luego lo transcribas todo y digas cuando me volví loco y me puse a decir caca-culo-pedo-pis, y empecé a decir agraogra (sonidos guturales), que eso todo lo transcribas. Todo. Eso espero.

Kat: Hecho.

Juego de Tronados está a la venta en los stands de Andergraün y Studio Kat Network en jornadas y salones del cómic.

Range Murata me habló, y otro me contó lo que me había llamado

Os gustan las entrevistas, ¿verdad? Los comentarios se disparan, las visitas aumentan. Los entrevistados son majos, y el entrevistador no destaca demasiado. Bien, bien. Es hora de echar toda la carne en el asador y publicar la conversación que mantuve con Range Murata en el Salón del Manga del año pasado. Hablamos de noviembre de 2007: no fue ayer, precisamente. Pero tenemos suerte de que Murata sea un autor atemporal, con una carrera y trayectoria consolidadas, y que no ha hecho gran cosa durante este último año, por lo que la vigencia de sus palabras sigue bien firme. ¡Arruh!

Es una entrevista peculiar, por cuanto Range Murata es japonés. Y habla en japonés. Un idioma que desconozco y temo por igual. No me saques de pronunciar "arigato", "sumimasen" y "chotomatekurasai". Whatever. Así que hubo necesidad de un intérprete que mediara entre ambos. Sin duda, una dificultad añadida a una entrevista que me trajo muchos quebraderos de cabeza. Pongámonos en situación: el día antes, acudí a la Sala de Prensa disfrazado de payaso (aunque mentí hábilmente a todos, asegurando que iba cosplayado de un personaje de Disgaea 2. Tuve suerte: nadie lo conocía, así que todo el mundo me creyó, sí o sí) para confirmar la entrevista para el día siguiente. Tomás Pardo, jefe de Prensa, no se descojonó en mi cara ni me echó a la puta calle porque tanto él como su eterna camiseta de Doraemon han visto ya demasiadas cosas weirdas en esta vida. Y al día siguiente allí estaba yo, con mi única camisa de Tommy Hilfiger, dando buena impresión al fanzinerismo con una grabadora destruída, intentando recargarla en una toma de corriente que estaban usando las empleadas del Salón (como aquel que intenta resucitar a un muerto dándole calambrazos, a ver si espabila), pero ni por esas. Hubo que recurrir a mi teléfono móvil, bloc de notas (al menos no tuve que usar servilletas,,, como me ocurrió en otra ocasión. Vale, en varias. Y sí, es verdad, con el mismo entrevistado, ¿contentos?) y bolígrafo. A la vieja usanza. Y el resultado no podía ser otro que el que descubriréis pinchando en leer más.   

Read more: Range Murata me habló, y otro me contó lo que me había llamado

cosssas sobre Liniers que te la pelaban antes de leer esta línea

Hace ya tiempo que no retomaba esta sección de Entrevistas, y como ahora se acercan fechas de jornadas y salones, donde podremos conseguir más material, es la hora de sacar la ropa de verano del armario y dejar hueco para la nueva temporada. De modo que hoy os sorprendemos con una conversación entre Liniers y quien teclea estas palabras. El marco: la sala de prensa del Salón del Cómic de Barcelona, junio de 2008. Los motivos no estaban del todo claros. Tenía una cita concertada con el autor a través del servicio de comunicación de Ficomic, pero entre unas cosas y otras se retrasó, luego se adelantó, y al final estuvo a puntito de cancelarse. La suerte estuvo de mi parte cuando apareció por la sala de prensa a un cuarto de hora de comenzar una sesión de firmas. Así son los Salones. Caóticos, pero emocionantes hasta el final. Además, me puse morado de Fantas mientras esperaba. Pero esto último no lo vayáis diciendo por ahí.

Como último detalle antes de comenzar a destripar la vida de Liniers pinchando en leer más: el hombre en cuestión es argentino. ¿Tu sabés, boludo, pibe, perdí la plata? Ya sabéis como hablan, con ese acento que derrite a las mujeres. Bueno, pues la entrevista mejora sobremanera si la lees mentalmente, pero a Liniers le añades ese deje argentino tan típico. Si no lo hacéis, y luego todo os ha parecido una mierda, será culpa vuestra y solo vuestra. Vamos allá.

Read more: cosssas sobre Liniers que te la pelaban antes de leer esta línea

Tim Sale es un tío guay

Retomamos la sección de entrevistas, que si no pensáis que somos unos vagos y que tiramos la toalla. ¡Eso never! Hoy mismo me he acercado a la Fnac para concretar cosssas de la presentación de Otakuart. Pero como no paráis de pedir y pedir de gratis, aquí tenéis una nueva conversaciónbarradiálogo con grabadora. En este caso, es Tim Sale el que nos abrió su coraçao en el último Salón del Cómic de Barcelona, el ilustrador de Heroes, lápiz entre lapiceros. En realidad fue la intérprete quien nos ayudó a entrevistar a un Timmy que estaba asobinado en el sofá, sin nada más que hacer. Recuerdo el encuentro con precisión porque Tomás Pardo, el encargado de prensa de Ficomic, me comentó que era imposible entrevistar a este autor en concreto. Cosas del directo. Y segundos después me lo vi por ahí sentado, pensando en las musarañas, sin ningún medio acosándole. De hecho, le ignoraban. A sus dos costados había gente haciendo entrevistas. Pobre Timmy. Con mi compasión innata, pensé: esta es la mía. Bueno, lo pensé en inglés para ir calentando motores: this is my time. Servidor sabe hablar en bretón y todo eso, pero por si acaso se escapa detalle a mis oídos, la intérprete fue una mujer majísima que me contó su versión de la vida de Tim Sale. Confiemos en ella. ¡Dentro entrevista (pinchad en leer más)!

Read more: Tim Sale es un tío guay

Studio Kôsen al desnudo

A pesar de los esfuerzos del nuevo Firefox por fastidiarme el trabajo, ¡hoy inauguramos sección! Y no me refiero solo a la actualización del apartado de Colaboraciones, donde hemos ampliado las formas de hacer wi wo con nosotros. Durante tres años de práctica periodística, grabadora en mano y bolígrafo entre los dientes, he tenido la oportunidad de conversar con fanzineros, autores, editores y críticos. Capeando el temporal. Y espero poder seguir teniéndola en el futuro, incluso después de escribir estas líneas. Hasta ahora, algunos de mis artículos eran aprovechados como trabajos de clase, otros eran publicados en FanzineDigital, y una selección me servía como risoterapia privada. Hasta ahora, he tratado el medio-cómic desde una perspectiva global, normalizadora, de manual, para que cualquier noob pudiera entender todo sin necesidad de saber nada de tebeos. En otras palabras: periodismo para dummies. Como la mayoría del periodismo de prestigio actual, para qué negarlo. En fin, como decía, todo esto sucedíahasta ahora.

Pero esto es StudioKat Network, y aquí no existen tijeras de censura. Se las come el Monstruo de las Tijeras, que tiene un estómago forrado de titanio, lo menos.

Así que arrancamos esta nueva categoría de Entrevistas con una ídem a Studio Kosen que no llegó a publicarse en ningún medio, ¡y no fue por mi culpa! La recuerdo divertida, espontánea y carente de desnudos integrales.  Podéis leer la entrevista íntegra pinchando en leer más. Y os recomiendo que lo hagáis, porque aquí ya no queda nada que leer por hoy. ¡Wowowiwo!

 

Cuatro días dando vueltas y atendiendo a los fans, y todavía tienen fuerzas para sonreir. ¡Eso es arte!

Read more: Studio Kôsen al desnudo