Crónica: IV Salón del Manga de Alicante

Esta va a ser una de esas crónicas que se terminan muy rápido: el Salón del Manga de Alicante estuvo muy bien. FIN.

Venga, va, extendámonos un poco poco más. Acudió mucha gente y nos llenamos los bolsillos. Acudieron muchos amigos y viejos conocidos, hubo bastante gente cosplayada, el domingo acudió gente (algo que empieza a ser increíble en otros certámenes) y todo eso que se suele decir. Pudimos acercarnos a hablar con la gente de NaizuStudio y de Nowevolution, La Digna Competencia, y nos llevamos todos sus tebeos (con lo que seguramente hicieron más caja que nosotros. ¿Por qué nunca aprendemos la lección?). A quienes no vimos el pelo fue a nadie de Babylon, excepto a su Misterioso Jefe, que se pasó a saludar y mirarnos con condescendencia.

Nuestro stand quedó precioso, con Manu y ElectroRamón haciendo comisiones todo el finde, Rubén chapeando as usual, y Virginia y Pedro vendiendo camisetas y cantando temas de The Darkness, respectivamente. Hubo ración de tebeos para todos los asistentes.

Y como colofón a nuestras aventuras nos vomitaron delante del stand y derramamos un café con leche y una CocaCola sobre el mostrador. Lo que se dice un buen trabajo.

Lo mejor del evento, la cantidad de gente y sus bolsillos llenos. Lo peor, que no hiciéramos ninguna presentación editorial y que cobraran dos euros por el párking un poco a traición. Como si hubiera autobuses que te llevaran al evento o algo.

Y ahora viene lo bueno: recopilación de cosas molonas del IV Salón del Manga de Alicante. No os dejéis ninguna.