Cronica: JAPAN EXPO SUD ESTÁ LLENO DE FRANCESES

El lunes volvimos a casa después de un viaje de cuatro días a Marsella, La France, Japan Expo Sud. Una ciudad costera bastante grande, muy en obras y llena de gabachos. Por suerte se pensaban que éramos italianos y no nos deportaron por tercermundistas.

 

 

Así a ojo el recinto medía como Farga y media (el antiguo recinto del Salón del Manga de Barcelona, que esperamos se convierta en una nueva unidad de medida, como en "acudió un público como para llenar cinco Fargas" o en "cóbrame 0'00005 Fargas de gasolina") pero no estaba tan lleno ni por asomo. Es la hermana pequeña del Japan Expo, el evento tocho de París que se celebra en julio, y se notaba en el ambiente. Un ambiente en el que no tenían cabida algunos stands de fanzines, que se largaron el domingo sin decir ni pío mucho antes de la hora de cierre oficial.

 

 

Que los horarios, tela. Allí van a la europea, claro. Abren a las diez de la mañana (a las nueve para el público VIP) y a las seis y media han cerrado. Pero es que si apuras a las siete y media ya te cuesta encontrar sitios para cenar. A LA PUTA CARRERA, HAMIJOS. Te plantas a las ocho y pico cenado. ¿Y qué haces? Pues te pones a ver vídeos de animales en la televisión francesa, y más concretamente este programa que casualmente un chavalín ha subido al Youtube. Fijaos en el minuto 3:47. Ese perro nos hizo reir durante horas.

 

 

De allí nos hemos llevado buenas ideas de escaparatismo y mucha envidia por todo lo que tienen licenciado, como la colección de Hajime no Ippo a seis euros el tomoJODIDOS HIJOS DE LA FRANCIA. Y unas cuantas partidas al Alex Kidd in Miracle World. HAIL SEGA!!


 

Os dejamos con un vídeo-resumen que no hemos hecho nosotros, y por lo tanto es bueno, y una foto de peña random disfrazada de sumo que juega a quitarse un pulpo de la cabeza dándose de hostias con churros de piscina. ¿Alguien ha dicho Otakuart? Yo sí.